Sonidos y brillos metálicos

Sonidos y brillos metálicos

Sonidos y brillos metálicos

Sonidos y brillos metálicos4

Sonidos y brillos metálicos

Sonidos y brillos metálicos

El sonido metálico refuerza la noción de la importancia sagrada y política otorgada en los Andes a los objetos de metal.  Muchos bastones de mando, literas y ornamentos de las culturas Vicús, Moche, Chimú o Inka poseen campanillas o cascabeles.  El sonido metálico es su marca sonora. Se trata de un sonido único y diferenciador en el espacio sonoro precolombino, que se produce a través del movimiento. Sólo al agitar el objeto éste emite sonido.

A diferencia de otros objetos de metal que no suenan, los objetos sonoros carecen por lo general de ornamentos. Su superficie lisa y brillante les permite actuar como espejo, reflejando la luz.  Estos reflejos participan también del movimiento, multiplicándolo e invadiendo el entorno con brillos múltiples, sobre todo en el caso de los pequeños elementos metálicos móviles que cuelgan de muchos de estos objetos.

Los relatos de los primeros cronistas españoles señalan que el movimiento asociado a la realeza y a los dioses es un asunto muy delicado en los Andes, asociación que se conserva hasta hoy en las fiestas religiosas. El “paseo” de una imagen sagrada se produce en medio de la música y el brillo de los espejos. En tiempos prehispánicos este movimiento estaba remarcado con el sonido del metal sagrado.  Esta asociación del   color y el sonido metálico con el movimiento de los dignatarios investidos de atributos sagrados, tuvo una amplia distribución en los Andes.