Marajoara

02
  • Ambiente y Localización

    La cultura Marajoara se desarrolló en las islas de la desembocadura del río Amazonas, especialmente en la Gran Isla de Marajó, frente a las costas de Brasil. Esta isla está formada en gran parte por extensas planicies con suelos poco aptos para la agricultura en un clima principalmente tropical.

  • Economía

    Los Marajoara construían “cerros artificiales” a lo largo de los ríos y en la orilla de lagunas, logrando cierto control sobre el flujo de las aguas. En base a este sistema se desarrollo un intenso sistema agrícola que variaba el lugar de los cultivos según la estación. En temporada seca, los cultivos se realizaban en las partes bajas, que separaban los diferentes cerros artificiales, mientras que en la época de las lluvias, cuando todo se inundaba, el cultivo se hacía en la cima de los cerros.

  • Arte

    La manifestación artística más característica de marajorara es el trabajo de la cerámica, ya que otras posibles artesanías, como el trabajo en plumas o en madera, no se han preservado debido a la humedad. Las vasijas eran de una variedad de formas y tamaños, pero sólo una parte de ellas se decoraba. Se cubría toda la pieza con una pintura blanca, sobre la que se dibujaban finos trazos geométricos con rojo y negro, evocando figuras animales o antropomorfos. También se utilizaba el pastillaje y la incisión, trazando entramados geométricos, que, en algunos casos, permiten discernir figuras de animales y cabezas de felinos o de seres humanos. También confeccionaban figurillas humanas, las que muchas veces eran representadas sentadas. Otras piezas cerámicas eran los husos para tejer, cucharas simples o decoradas con cabezas de animales, pequeñas banquetas a veces decoradas con rostros humanos, pitos con formas de pájaros y pesas para redes de pescar.

  • Organización Social

    Se sabe muy poco de este aspecto de la cultura. La enorme variedad de objetos artesanales y la perfección con que eran hechas y decorados, sugiere que estas poblaciones habrían tenido artesanos especializados, reflejando una sociedad que había alcanzado algún grado de complejidad social y política.

  • Culto y Funebria

    Los Marajoaras utilizaban urnas de cerámica donde depositaban los huesos de sus difuntos. Había tres tipos de urnas: con formas humanas, cilíndricas y en forma de globos. La boca de la urna era cubierta con otra vasija de cerámica, en forma de jarra. En su interior se colocaban vasijas más pequeñas para proteger los huesos. Las pocas ofrendas mortuorias que se han registrado consistían en huesos de animales pintados de rojo, collares de piedra o dientes, hachas de piedra, miniaturas de jarras de cerámica pintadas y, principalmente cobertores púbicos de cerámica, conocidos localmente como tangas.

  • Patrón de Asentamiento

    Construyeron montículos artificiales de distintos tamaños. Los más pequeños, que alcanzaban hasta 5 m de alto, eran utilizados como bases para la construcción de las viviendas. Los más grandes eran de hasta 10 m de alto y unos 200 m de largo y eran utilizados para propósitos ceremoniales, en especial como lugares para enterrar a los muertos.

  • Historia

    En la época de apogeo de esta cultura, la Isla de Marajó era la ocupación humana más importante de todo el Amazonas, aunque no se sabe prácticamente nada sobre sus orígenes o sus descendientes. No obstante, aún hoy es posible ver sus influencias en ciertas poblaciones indígenas del interior, especialmente en los diseños de la cerámica del pueblo Shipibo Conibo que habita la parte alta del Amazonas.

Ubicación

Período