Museo

Pescadores de la quinta región llaman a cuidar el mar de la sobrexplotación y la contaminación

700

Pescadores de Chile Central, artículo del antropólogo Claudio Mercado en el libro El Mar de Chile, indaga en fragmentos de la memoria de los pescadores que actualmente tienen entre 50 y 85 años y que viven en la Quinta Región, en las caletas de Maitencillo, Horcón, Ventanas y Loncura.

Es un testimonio de cómo ha cambiado la realidad: la tecnología y la cantidad de recursos, las maneras de pescar y los conocimientos asociados a ellas y que en parte reproducimos aquí.
Hace cuarenta años, según la memoria de los pescadores, el Pacífico era un mar pródigo, lleno de recursos, donde muchas especies que hoy son consumidas eran despreciadas. Era tal la abundancia de peces que las reinetas –cuya carne es bastante apreciada actualmente– eran botadas y las jibias eran usadas para facilitar el deslizamiento de los botes en la arena.
En la década de 1960, comienza la explotación con tecnología, los buzos con aire comprimido, los trajes de goma, los motores, los botes de fibra, los lanchones, los barcos pesqueros, las redes, las avionetas, la industria pesquera y con ello, la contaminación.
A comienzos del siglo veintiuno vemos el resultado de la sobreexplotación y la contaminación del mar. Los pescadores tienen claro lo que ocurrió. Jaime, pescador de Maitencillo, cuenta:

La pesca era artesanal porque para ir por ejemplo de Maitencillo a Cachagua, de Maitencillo a Horcón, de Maitencillo a Zapallar, se iba a remo, no existían los motores. El buceo era a pulmón, a resuello que le llaman. Después se empezó ya a mecanizar todo y llegaron los motores, llegó el uso de escafandra, después la escafandra se modernizó y llegó el traje de neopreno. El buzo fue el depredador, eso lo tengo que decir porque yo fui uno de ellos, porque no había conciencia, desgraciadamente no había conciencia. Porque en el tiempo de nosotros, como te decía, los viejos no tenían la visión del más allá, que perdurara el producto en el tiempo. Era sacar, sacar y sacar y nosotros con esa mentalidad matamos lo que había, con esa mentalidad.

Y no solamente las machas, los locos; industrializaron el pescado, empezó la exportación y mató todo. Con los trajes de neopreno llegamos a las partes donde los buzos antiguamente no llegaban y estabas una semana [en un lugar] y volvías a la semana y volvías a sacar y había po’, había. Hoy día no, hoy día vas una vez y ya no vas hasta dentro del próximo año. Y es que se mató todo.

También están los efectos de la contaminación, que son evidentes. Como dice Alfonso, pescador de Ventanas:

Entonces calculamos nosotros que la contaminación de la empresa llegó hasta aquí a la costa y fueron pelando la roca, y al ir pelando la roca, no hay alga, y al no haber algas el loco no tiene qué comer. Así lo pensamos nosotros como pescadores. Vienen los gallos que mandan de la cuestión del Ministerio de Salud, hacen mediciones de agua, pero ellos dicen otra cosa. Ellos dicen que está todo bien. ¡Pero cómo va a estar todo bien, siendo que antes yo aquí, antiguamente cuando trabajaba yo de buzo aquí, ahí me sacaba quinientos, seiscientos locos así de grandes po’ iñor, que no cabían ni en la mano! ¡Vaya ahora un gallo a bucear pa’ allá, ¡no hay ni huiros po’ hijo!

Esto es algo que está en la mar, es la contaminación, los mismos barcos, estas empresas tan grandes que diariamente botan millones y millones de litros de residuos al mar po’ iñor. Durante tantos años se los lleva la corriente, corre la corriente, se los lleva y los vuelve y se va impregnando. Si todo este roquerío está pelado, está pelado igual que si hubiera pasado un gallo echando cemento a las piedras, a las rocas allá abajo. Ahora usted va a esa piedra, está igual que esta mesa, no hay nada, absolutamente nada, no hay ni algas en las piedras. Entonces, esto es cosa de algo que está en el mar, que viene contaminando el mar y que está pelando las rocas.

Mar de Chile nueva publicación

700

El Mar de Chile es un esfuerzo editorial del Museo en conjunto con el Banco Santander que indaga en este inmenso y misterioso mundo que se muestra muy poco a nuestros ojos.

Nuestro mar es más grande que el territorio de Chile y es uno de los más abundantes en recursos naturales del planeta, cuna de alimentación de los primeros habitantes. Alrededor de estas aguas siempre en movimiento, está el hombre que navega, vive, lo explota, se alimenta, desarrolla su arte, sus maneras de vida, sus fantasías y también el conocimiento científico.

Este libro es especialmente interesante porque explora a través de diferentes perspectivas, ya sea científica, artística y/o cultural, el mundo del mar de nuestro país. Abarca desde el comportamiento de las corrientes marinas y riquezas bajo el agua hasta el arte desarrollado por el hombre en torno al océano.
Arqueólogos y antropólogos como José Berenguer, Carlos Aldunate, Claudio Mercado, Carole Sinclaire, todos del Museo Chileno de Arte Precolombino escriben sobre la cultura desarrollada por los pueblos originarios que habitaron a las orillas del mar. Hernán Rodríguez, arquitecto y director del Museo Andino, desarrolla un artículo referente a la creación artística, pintura, grabados, desarrollada por el hombre en torno al mar.

José Miguel Ramírez en su artículo sobre la cultura Rapa Nui da a conocer que en las costas de Arauco se encontró una gallina con genes polinesios, fechado entre el 1300 al 1400 d.C., evidencia que prueba que los grandes navegantes de la polinesia llegaron a las costas de América antes de la llegada de los españoles.
La publicación posee imágenes del mar de Chile. Participan fotógrafos de acentuada trayectoria como Guy Wernborne, especialidad en fotografía aérea; Eduardo Sorensen, en submarina; Fernando Maldonado, en arte y arqueología, Nicolás Aguayo, Nicolás Piwonka y otros.

Juan Carlos Castilla, Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2010, en su artículo Chile es el Mar da a conocer cómo funciona este ecosistema y plantea los grandes desafíos marítimos de Chile. El científico especializado en ecología marina puntualiza que Chile le debe a Chile el desarrollo de una cultura marítima profunda, que hoy en nuestro país está reducida a pescadores artesanales y las poblaciones rapanui y chilota. Agrega que el gran reto marítimo es desarrollar esa cultura y la educación en el tema .A modo de anécdota cuenta que es hora de que Chile regale a sus niñas y niños un acuario de calidad mundial que no existe en nuestro país.

Añade que la Fosa de Atacama tiene una profundidad de 8056 metros con sólo 700 metros menos que el monte de Everest. Castilla considera fundamental estudiar estas profundidades llamadas abisales, las cuales no han sido debidamente investigadas. Además, llama a explotar en el futuro los yacimientos submarinos de hidratos de gas (cristales de metano y agua) que se localizan entre Valparaíso y Puerto Montt en profundidades bajo los 800 metros.
El biólogo marino llama a reflexionar y a educarse en cómo conservar las maravillas de mar chileno, evitando la contaminación de nuestras costas y manejar más racionalmente nuestros recursos pesqueros.

Rescatan conocimiento de lenguas, tejidos y plantas de quebradas y altiplano de la primera región

iquique

El Museo colaborará en el rescate de las lenguas quechua y aymara, de las tradiciones relacionadas con el uso de las plantas medicinales y del oficio del tejido.

Previa consulta a las comunidades acerca de lo que necesitaban, el Museo les donará una serie de publicaciones, como diccionarios quechua –castellano y aymara – castellano, realizados por los jesuitas Ludovico Bertonio y Diego González Holguin, entre fines del siglo XVI y principios del XVII.

Aymara

Asimismo, las comunidades sienten la necesidad de recuperar los conocimientos que ellos tenían en el uso de plantas medicinales. Para colaborar en este campo, el Museo enviará publicaciones de estudios en etnobotánica realizados por la bióloga Carolina Villagrán, y los antropólogos Carlos Aldunate y Victoria Castro.

Para ayudar al rescate del tejido tradicional, el proyecto contempla donar una serie de libros sobre técnicas textiles, seleccionados por expertos del Museo. También conservadores restaurarán una colección de tejidos etnográficos de la comunidad de Isluga que se encuentra deteriorada. Posteriormente estas piezas serán exhibidas en el Museo Regional de Iquique.

Este proyecto llamado “rescate y difusión del patrimonio cultural de los pueblos originarios del norte de Chile” ha sido posible gracias al apoyo de BHP Billiton , Pampa Norte, a través de la ley de Donaciones Culturales y del CNCA y el patrocinio del Museo Regional de Iquique.

8º Muestra de Cine + Video Indígena -19 al 24 de Junio

afiche2

La Cineteca Nacional del Centro Cultural La Moneda y el Museo Chileno de Arte Precolombino, junto a la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) invitan a la 8º Muestra de Cine + Video Indígena, el encuentro audiovisual más importante en temáticas de pueblos originarios que se realiza en nuestro país. Entre los días 19 y 24 de junio, en la Cineteca Nacional y en la sala de cine del Museo Fonck, en Viña del Mar, se exhibirán más de 30 películas seleccionadas, correspondientes a 15 trabajos nacionales y 17 del resto del continente, contemplando producciones de Nicaragua, México, Estados Unidos, Venezuela, Perú, Guatemala, Argentina y otros, además de cinematografía boliviana, destacada en esta versión.

Programación 8 Muestra Indígena 2014Ver Invitación

La 8º Muestra de Cine + Video Indígena es un punto de encuentro único del cine y video indígena que contribuye a que chilenas y chilenos tengan acceso a creaciones audiovisuales de calidad, de gran valor artístico y contenidos, que muestran la realidad y riqueza cultural de nuestros pueblos originarios en el mes en que se celebra su historia. Se trata de una gran oportunidad para conocer y reflexionar respecto a importantes temáticas nacionales e internacionales que afectan a nuestros pueblos indígenas y, por tanto, a toda la sociedad.

En esta oportunidad la exhibición de películas está programada entre los días 19 y 24 de junio en la sala de cine y microcine de la Cineteca Nacional del Centro Cultural La Moneda y, en paralelo, en la sala de cine del Museo Fonck, en la ciudad de Viña del Mar. Sin embargo la muestra también contempla un programa de extensión con proyecciones en parte de la red de salas con que tiene convenio la Cineteca Nacional en ciudades del norte y sur del país, entre ellas Arica, Concepción y Angol, donde existe numerosa presencia de población indígena. Estas funciones se difundirán en cada región una vez programadas, como parte de la muestra.

También se destaca la ceremonia inaugural que se realizará el día jueves 19 de junio a las 18:15 horas en la Cineteca Nacional, con la presencia de los organizadores, auspiciadores, autoridades, realizadores, colaboradores e invitados especiales relevantes y vinculados a los pueblos indígenas y sus temáticas. En la ocasión se realizará la mesa redonda “La lengua de los pueblos originarios” que contará con la presencia de Elisa Loncón, José Ancán y Héctor Mariano.


Historia

Esta iniciativa nace el año 2005 por la necesidad de difundir este tipo de producciones en el país. El interés de Alicia Herrera, entonces directora de la Sala de Cine UC, convoca desde sus comienzos a Ignacio Aliaga, actual director de la Cineteca Nacional y Claudio Mercado, actual encargado del área audiovisual del Museo Chileno de Arte Precolombino.

Es así como en sus primeras versiones, la Muestra de Cine + Video Indígena se organizó a través de invitaciones dirigidas a realizadores que trataban temáticas de pueblos originarios, creando cada vez más audiencias y generando mayor interés del público, lo que también ha permitido abrir la convocatoria a nuevos y más proyectos audiovisuales. En esta oportunidad además de los organizadores, Cineteca Nacional del Centro Cultural La Moneda y el Museo Chileno de Arte Precolombino, se suma el apoyo y auspicio del Consejo Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), fortaleciendo y proyectando en el tiempo esta importante cita con nuestro patrimonio, historia e identidad.

Organiza: Cineteca Nacional del Centro Cultural Palacio La Moneda y Museo Chileno de Arte Precolombino.
Auspicia: Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI).
Colabora: Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y Museo Fonck.
Media Partner: Revista Yepan.

Taller de Cerámica y Arte Rupestre

taller-ceramica

Como parte de un programa destinado a preservar y dar a conocer la tradición de diversos oficios en Chile, el departamento de educación del Museo y el Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes realizarán un taller de cerámica dirigido a público general, el sábado 28 de junio, desde las 10 a las 14 horas, en calle Bandera esquina Compañía.

Taller de Cerámica y Arte Rupestre

Este taller de cupos limitados será libre de costo para todos y es necesario inscribirse previamente en la dirección [email protected]l o al teléfono 29281511.

Simone Verdugo, la ceramista monitora de esta actividad, explica que esta tiene como objetivo  lograr que los participantes del taller aprendan del arte rupestre al mismo tiempo que de las técnicas de cerámica. Añade que en la oportunidad los alumnos construirán una vasija de cerámica
utilizando la técnica del pellizco y, en paralelo, desarrollarán una animación con dibujos de arte rupestre de Chile. Simone agrega que la idea es incorporar estos dibujos en la vasija y lograr animar
la imagen cuando esta gire.

Cabe destacar que todos los materiales manipulados serán entregados gratuitamente.
Los esperamos traiga a su familia e inscríbase a la brevedad.

 

Conoce los nuevos espacios del Museo

visitas-guiadas-1

Gracias al aporte de Minera Escondida, el Museo Chileno de Arte Precolombino pone a disposición de la comunidad 1300 m2 en este antiguo Palacio Colonial de la Real Aduana. Este rincón, ubicado en Bandera esquina Compañía, recibe a todo público en un gran patio techado y climatizado con cafetería y tienda que podrá utilizar sin costo alguno.

Nueva biblioteca permite acceder gratis a más de diez mil archivos

700

La biblioteca pone a disposición del público a través de tecnología de punta más de diez mil archivos digitalizados, en un nuevo espacio ubicado al interior del Museo Precolombino, en el nivel – 1.

De lunes a viernes entre las 10 y 18 horas el visitante puede acceder a videos, audios, fotografías, así como a diversas publicaciones del Museo a través de pantallas touch screen. Asimismo, puede copiar en un pendrive fotografías en baja resolución y los PDF de cualquiera de los libros digitalizados.

Asimismo, el usuario puede usar gratuitamente el archivo de videos de las culturas originarias de América. Son más de cuatrocientos documentales sobre la vida y cultura de una gran cantidad de pueblos de América Precolombina, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Del mismo modo, puede escuchar el archivo de música indígena de América y el Mundo con tres mil setecientas pistas de audio y que contempla además voces de pueblos extintos de nuestro continente.

El archivo fotográfico está compuesto por más de tres mil fotografías entre las que destaca la colección referida a las culturas andinas del fotógrafo Roberto Gerstmann; las imágenes tomadas por Gustavo Millet al pueblo mapuche; la colección de retratos anónimos y de Martín Gusinde a los pueblos originarios del extremo sur, y las imágenes tomadas por Sergio Larraín García Moreno quien junto al historiador Leopoldo Castedo recorrió el continente americano registrando su geografía y su gente.

En caso que el usuario quiera llevar a su casa libros, revistas especializadas, videos u audios, es necesario que se haga socio por cinco mil pesos al año.

Catorce mil personas han visitado el Museo desde su reciente reapertura

700-2

Cerca de catorce mil personas han visitado el Museo a dos meses de su reapertura, luego de haber estado cerrado por dos años, para realizar la más importante transformación desde su nacimiento.

Este edificio patrimonial recibe hoy al visitante con un gran hall techado y climatizado con tienda y una cafetería que abrirá próximamente. Esta innovación ideada por el arquitecto Smiljan Radic nos presenta un segundo piso enteramente remodelado con siete salas de exhibición con piezas precolombinas de toda América. Notable es la sala textil con valiosísimas piezas de arte andino que son resguardadas con tecnología de punta en un espacio que enciende sus luces sólo cuando entra una persona, para así evitar la exposición de telas a la luz que los daña.

El subterráneo edificado en este periodo de reconstrucción, alberga una gran exposición permanente titulada Chile Antes de Chile con 450 metros cuadrados dedicados a los pueblos originarios de nuestro país. El relato propuesto por los curadores del Museo pone énfasis en que el mundo precolombino se encuentra presente en la esencia de Chile y que no se ha extinguido. Al mismo tiempo, la museografía ideada por el inglés Geoff Pickup y producida por SUMO pone en escena los logros artísticos de las sociedades que ocuparon las diferentes geografías del paisaje de nuestro territorio, desde los desiertos del norte, los fértiles valles del centro, las selvas templadas y Rapa Nui en medio del océano Pacífico.

Entre las 350 piezas de cerámica, tejido, piedra, madera, momias y otras, sobresalen los grandiosos chemamulles, estatuas funerarias de más o menos tres metros alto instaladas en el área dedicada al extremo sur de Chile. Estas obras de arte encontradas sobre las tumbas de los antiguos cementerios mapuches simbolizan el espíritu de quienes eran enterrados allí para iniciar su viaje a la otra vida. El recorrido muestra además el más grande quipu encontrado en el mundo. Este es un instrumento de cuerdas colgantes y subsidiarias que usaba el Imperio Inka para registrar su contabilidad a través de diversos nudos realizados en estas sogas.

Entretenida para niños y adultos es la Zona Interactiva Mustakis –ZIM- que permite usar la imaginación para adentrarse en el mundo de las culturas prehispánicas y sus raíces. En este lugar, entre otras actividades, el visitante aprende bailes típicos de Chile, reconoce el olor de las principales fuentes de alimento cultivadas en América y también a través de juegos puede reconocer su mestizaje e identificar el paisaje de Chile.

Cabe destacar que este importante aporte a la cultura nacional pudo ser realizado gracias a la colaboración de Minera Escondida, institución que aportó 17 millones de dólares para la ampliación y museografía. Substancial contribución también fue realizada por el Legado Bicentenario del ex Presidente Sebastián Piñera; el Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes y la Ley de Donaciones Culturales y la Ilustre Municipalidad de Santiago que ha estado desde los inicios asociada al Museo.

Rotary Club San Bernardo busca Itinerar rostros por todas las escuelas de la comuna

Rostros San Bernardo

Chacón explica que en la Comuna existen 41 establecimientos municipales, más 70 colegios particulares subvencionados, con un total de 61.911 alumnos. Señala que el objetivo del Rotary Club San Bernardo Sur es llegar a todos estos estudiantes.

La misión de los 29.968 clubes rotarios en los 163 países alrededor del mundo es proveer servicio humanitario, alentar y fortalecer el estándar de una alta ética en todas las profesiones y actividades y construir la buena voluntad y la paz en el mundo. Para este fin los cerca de 1.200.000 voluntarios miembros de cada club realizan una amplia gama de acciones, principalmente de apoyo a la comunidad
Hernán Chacón Presidente Rotary Club San Bernardo Sur cuenta que desde su institución trabajan reforestando los Cerros de Chena y en educación, itinerando la muestra de Rostros de Chile Precolombino, que tiene como propósito dar a conocer la diversidad de pueblos originarios que han habitado nuestro territorio durante diez mil años.

El contenido de esta exposición itinerante del Museo Precolombino, es fruto de la investigación de antropólogos y arqueólogos de diversos países de América. José Pérez de Arce plasmó estos estudios realizando ilustraciones científicas asesoradas por estos investigadores. El resultado es una muestra de dibujos y textos que relatan escenas cotidianas de la vida de pueblos originarios en el actual territorio de Chile.

Chacón explica que los alumnos y docentes además asisten a charlas con proyecciones de CD guiados que les permiten aprender sobre la formación del universo hasta la llegada del hombre al continente.
Este año, la exposición ha recorrido la Escuela Eleodoro Yáñez Ponce de León; el Liceo de Hombres de San Bernardo, Fidel Pinochet Lebrun; y en la actualidad se encuentra en la Escuela Cinco Pinos.
El plan – informa Chacón- es que circule durante el 2013 por las escuelas Bernardo O’Higgins, Jaime Guzmán, Javiera Carrera y Marcela Paz y Alemania, alcanzando la cifra de cuatro mil estudiantes.

Chacón explica que en la Comuna existen 41 establecimientos municipales más 70 colegios particulares subvencionados con un total de 61.911 alumnos. Señala que el objetivo del Rotary Club San Bernardo es llegar a todos estos estudiantes.
Para cumplir este propósito durante el 2014 señala que Rotary Club firmará un nuevo convenio con el Municipio, entidad que participa en la itinerancia de Rostros por los establecimientos educacionales de la comuna.

Cabe destacar, que el citado el Municipio a través del proyecto “Educar por Medio de Museos Itinerantes” financia los gastos de traslados, montaje, mantención, impresiones, publicidad y arriendo de salones para las charlas de ser necesario.
El Presidente del Rotary quiere alcanzar más público .Por este motivo durante el 2014 implementarán una estrategia diferente que contemple los establecimientos educacionales pero también lugares con mayor concentración de personas.

 
 
 
FACEBOOK
Compartir esto